5 de enero de 2009

La linterna

Si Diógenes de Sinope reviviera y, dos mil quinientos años después, reanudara su busca, linterna en mano y a pleno día, de un hombre, seguiría sin encontrar ninguno. En cambio, sí que se tropezaría continuamente con infinidad de profesionales.
Publicar un comentario