23 de diciembre de 2008

El reduccionismo

El creyente siempre argumentará que la razón no es suficiente para entender la complejidad del mundo; mediante esta pseudo-argumentación acusa al racionalista de un indeseable sesgo reduccionista. Qué extraño, en cambio, que ese mismo creyente no considere reduccionista explicar el mundo a través de la fe.
Publicar un comentario