8 de noviembre de 2008

El desconcierto como elemento generador

Todo aquello que es nuevo debería producirnos una mezcla de desconcierto y de desazón que tendría como resultado provocarnos ansiedad por conocerlo. La novedad, si embargo, no es por sí misma ningún síntoma de calidad ni de necesidad, y no deberíamos permitir que se encerrase en la prisión de las consignas. Estúdialo, reflexiona, y ponle nombre; y sólo después habla de ello.
Publicar un comentario