9 de agosto de 2008

La sed

Es posible que el sectario y el hombre de espíritu padezcan un tipo parecido de sed, pero las diferencias de matiz hacen que esa sed no sea calmada por la misma agua: la que calma al sectario no tiene ningún efecto para el hombre inteligente; por contra, la que calma a éste envenena al sectario.
Publicar un comentario