26 de julio de 2008

Los itinerarios

El ansia de conocimiento puede ser un peregrinaje infinito a través de un itinerario indefinido. A ese desesperanzado peregrinaje se le llama conocimiento racional. O un peregrinaje alucinado a través de un itinerario absurdo. Este también tiene nombre: se le llama superstición.
Publicar un comentario