18 de julio de 2008

La volatilidad

Si, por necesidad o por elección, decides aferrarte a algo, hazlo en función de tu intención de no soltarte, pero nunca justificándote en la seguridad del anclaje. Mediante tu constancia, puedes hacer que una cosa sea durarera, pero jamás conseguirás que sea definitiva.
Publicar un comentario