17 de junio de 2008

La simplicidad

A veces, en el silencio de la noche, o en el fondo sin eco del pozo de la desesperación, nos consolaría que nuestra vida fuera como una guía de ferrocarriles: caminos trazados, paradas programadas, desvíos planificados y asequibles mediante un simple cambio de agujas.
Publicar un comentario