29 de mayo de 2008

La pulsión

El ansia de verdad es dolorosa porque las negaciones nunca son inocuas.
Publicar un comentario