29 de marzo de 2008

La sonrisa condescendiente

La sonrisa de los viejos tiene un carácter sarcástico que tal vez nos cueste entender, y que, llevados por la compasión de quien tiene aún un largo camino por recorrer ante quien se halla al final de ese camino, nos extrañe. Tal vez la comprendiéramos mejor si entendiéramos que es la consecuencia de percibir en nosotros la necia insistencia de quienes repiten los errores que ellos mismos cometieron y habían olvidado.
Publicar un comentario